Sobre ese escenario nos volvimos una familia


Empiezas haciendo teatro por muchas razones; porque ahí otras realidades son posibles, porque buscas una familia, un refugio, ojos sinceros, porque crees en los procesos colaborativos como reflejo de la vida misma y luego pasan cosas, y a veces esas razones más o menos se desdibujan. El Teatro Polivalente y todo su equipo, para mí han sido un suspiro; recuerdo que siempre es posible cumplir un sueño, que siempre se puede volver al principio.

He sido testigo del amor que todas y todos los que laboran ahí le tienen al teatro, he visto con atención y en secreto sus rostros mientras espectan una obra, los he visto emocionarse, conmoverse, volver a ser niñas y niños. Fui testigo de funciones con veinte personas y también de cómo poco a poco iba llegando más y más gente, hasta tener funciones llenas con público nuevo que ahora ya es público de teatro. Fui testigo del primer maratón de teatro donde, tras bambalinas entre técnicos del teatro, actores, actrices y quienes estábamos ahí, montamos y desmontamos las obras de las y los compañeros, lo recuerdo particularmente porque por ese momento, sobre ese escenario, nos volvimos una familia.

He sido testigo de la visita de creadoras y creadores de otros lugares que llegan contentos a resguardarse o amigarse con el Polivalente, que sabe muy bien abrazar antes de un estreno.

Y tuve la suerte, también, de ser abrazada por el Polivalente en 2018 como coinversores para la puesta en escena SEÑORAS (una obra con mi mamá y sus amigas) que, a pesar de ser un proyecto poco convencional, César Tapia decidió apoyar, así las señoras y yo nacimos ahí.

También en los camerinos del Teatro Polivalente se llevó a cabo Proximidades, un performance exclusivo para la gente de intendencia y mantenimiento del Centro de las Artes de San Luis Potosí, un dispositivo que se desarrolló a partir de la fisioterapia y el arte relacional entre las señoras y los y las espectadoras.

Cuántos secretos, sueños y esperanzas guardan las paredes de este teatro…


Celebro estos primeros cinco años, celebro su labor y su capacidad para crear otras realidades posibles, por ser familia, refugio, ojos sinceros, por generar procesos colaborativos como reflejo de la vida misma. César, Karina, Mario, Diego, Sandra, Rodrigo, Mayela, Snoopy, ACTOS Soluciones escénicas, a todas y a todos los que forman parte del Polivalente: gracias y muchas felicidades.


Sayuri Navarro

Actriz, dramaturga, directora

SLP


10 vistas